Montevideo 2000




soy oriental, mujer, 21 años
¿me lo merezco? 
no se lo pedí a nadie
y no siempre disfruté de hacerlo

pero soy mujer, afortunadamente
aunque en Montevideo 2000 no es fácil

si empezás a ser mujer y no tenés miedo
puede ser que te enteres de gente que habla
insistentemente de vos sin preguntarte
en la parada del 163, o santiago de chile y la rambla
en los liceos, en las esquinas, en las plazas
si te sacás los auriculares de seguro la violencia enmascarada
las críticas, las risas, el ruido
hacia un ser vivo, violencia vestida de ruido

son los mismos que publican en Facebook
las fotos de sus caras en marchas, protestando
para que se exhiban libremente las tetas
selfie: porque no puede seguir la injusticia
hacia mujeres de las que son conceptuales proxenetas

me estoy mezclando, mala mía, en realidad no sé nada sobre ser feminista
decía que no es fácil ser hombre o ser mujer en esta ciudad
no es fácil ser, o darte cuenta de que hace 2hs estás mirando tele-chat

Montevideo 2000, te estás exponenciando en la mala
me tenés anonadada, pensé que iba a parar pero nunca para
parodistas, tortas fritas, viernes santo, la teletón
gordas barrita de cereal con hijos que no cuidan 
porque prefieren cojerse rockeros de pacotilla

el ruido como motor de indiferencia
bailás por un sueño que nunca tuviste

ay, Montevideo 2000
tenés una virtualidad por demás interesante
esforzándote por exponer todo lo que no sos
mirá que fui boluda cuando creí en vos
pasan los años y me seguís decepcionando

Montevideo 2000 qué nostalgia me dan tus paredes grises
Fernández Crespo, cinco de la mañana, caminando esperanzada
sin rumbo fijo, atravesando la niebla, que transporta los gritos
peñarol, nacional, puerta, puerta, puerta
me bajo en esta la puta madre que te parió


Montevideo 2000, qué capo que sos
por tus calles camina gente muerta
pero no solo el día ese de los zombis
está todo bien con la cosa boluda zombi
me preocupa que cada día te habita gente muerta
y que en el centro, el único lugar donde me siento centrada
como para leer profundo un libro es el cementerio central
donde está lleno de gatos, de tumbas con agujeros y enjambres de moscas
donde nadie se queja de la suba del boleto porque los muertos
ya no pierden el tiempo en el sistema de transporte metropolitano
los muertos literales son mejores que lo que hay afuera

Montevideo 2000, tus muertos figurativos se congregan en el Tropy, Agraciada y Gral. Luna
o en la puerta del shopping montevideo, o en cada barrio que conforma tu mapa
donde nadie se fija que están creciendo una niños enfermos, desorientados, percutidos
que precisan la contención que no le dan sus familias ni ninguna institución

estoy harta de no poder crecer tranquila; me siento rodeada
de gente que no se quiere, ni se respeta, ni se cuestiona, ni se conoce, ni se rescata

solo tengo un micrófono por un rato y vine a cantar mi canción

soy oriental, mujer, 21 años
creo que nadie se merece esto
creo que nadie se merece nada
yo no sé de mereceres
yo solo conozco este lugar
no puede ser que todo esté mal

voy a buscar un espacio donde crecer sea disfrutar
rotundamente lejos de todo este ruido muerto y blanco
de las noticias subrayadas en doce teles de colores del monte carlo

pero mientras no pueda, me toca intentar
algo positivo del ser mujer, oriental, 21 años
ni idea, eso dice mi cédula 

solo tengo estos minutos y quisiera que tengan sentido
que busquemos adentro y descartemos lo adquirido
que nos apropiemos de lo que nos corresponde como individuos
que dejemos atrás el 2000 del calendario gregoriano

estamos en el año del gallo de fuego

el año del gallo de fuego, Montevideo

cacareemos

para despertarlos a todos
con el primer rayito de sol




2 comentarios:

¡Contame todo!