una secuoya


el ojo de mi corazón no falla
una impecable construcción no me engaña
siempre hay grietas en la ilusión
fisuras, pesadillas, alguien desangrándose
en una esquina oscura, nadie lo ve

me rehúso a creer que esta es la única realidad
pero es fácil que a uno lo envuelva
y terminar corriendo asustado a casa
porque la seguridad, la delincuencia,
el crimen, el carnaval y el viento fuerte

yo digo basta, por favor, con mi mejor cara de culo
basta de ver cómo gira e ignorar el dibujo que se hace
basta de no estar inquieto, sino sumergido en el caldo
latoso, apurado, rutinario, monótono, el cotidiano, tic, tac

empiecen a plantar cebolla, recorrer el mar, abrazar
una secuoya, alterar el fluir de las cosas, ¡salven una foca!
¡usen el jabón donde se escondió una babosa!  a nadie le importa

mirémoslo todo lo más de cerca que podamos
para volver hasta el todo un día
y poder ver más allá


Comentarios