cualquiera puede ser el houngan o la mambo


prevalecer la luz
siempre es necesario

gritar el odio nunca es bueno
callarlo creo que es peor
no saber curar heridas
o ignorar el hecho 
de que nos han lastimado
como si no importara
como si la nada
(el despertar de los zombis)
tomando forma de túnel
de agujero negro que chupa
alterando la percepción
(ahí todo está muerto)
nos dejara a oscuras
a solas, a ciegas, a merced
de nuestro propio dolor
del que no tiene culpa nadie 
más que nosotros mismos
aunque ni siquiera eso
(¿qué es la culpa? ¿existe?)

pero

no olvidar que cada uno
es chamán de su propia tribu
y elige a qué loa invocar
para seguir siendo 
el houngan o la mambo
de la gente y de sí mismos
o convertirse en bokor

no olvidar que cada uno
elige ser una cosa o la otra
cada vez que habla 
cada vez que calla
cada vez que toca



Comentarios

Publicar un comentario

¡Contame todo!