la luz



la luz es siempre necesaria
para saber a dónde apuntar
el arma feroz de las palabras
el alma fugaz del sentimiento

un pájaro que se sumerge
en la oscuridad de la noche
que vuela de asteroide a estrella
que se hunde, siempre a flote
que se siente como en casa
esté donde esté, está todo bien

un sapo en un charco piscina
después de un terrible clima
se ubica al sol, pero mojado
encuentra una abeja ahogada
que se come con mosquitos
y es triplemente afortunado

una pena a solas, callada
encuentra más motivos
para estar mal; para estar,
para seguir estando, al final
de todo el dolor acontecido

calla todo lo que ya se ha dicho

que con una mirada alcanza
para entrar en otra mente
dejando bien claro, que igual
la luz aparece siempre

1 comentario:

¡Contame todo!