un costado


que el corazón esté a la izquierda
y no al medio
siempre me pareció inquietante

¿de qué lado debo dormir?
¿dónde queda la simetría?

me cuesta permitirme el ser dispareja
aunque me pare torcida
no equilibrada, más bien inclinada

así no hay chance, necesito un eje,
algo que divida
necesariamente al exacto medio
como por justicia, un medio justo,
parejo y prolijo; centrado

necesito ser reflejo de mi misma
a la vez que espejo en el que reflejarme

¿por qué tengo el corazón a un lado?
¿por qué me centro tanto en mi cabeza?

porque tengo el corazón a un lado
debe ser que me centro en mi cabeza

cuyo cerebro es tan frágil que requiere
de un cráneo que lo proteja, pero a mi corazón
ni yo puedo protegerlo o ponerlo en su lugar
porque él siempre se pone a un costado


5 comentarios:

  1. Siempre me inquietó que el hecho de que el corazón esté un poquito a la izquierda de uno coincide con que la mayoría de los varones tengamos el testículo izquierdo más caído que el derecho. Es decir, es como si lo hubiesen puesto por último en un organismo que fue diseñado simétricamente y luego hubo que hacerle lugar, desemparejando todo hacia abajo. Pareciera un olvido.

    ResponderEliminar
  2. Siempre me inquietó que el hecho de que el corazón esté un poquito a la izquierda de uno coincide con que la mayoría de los varones tengamos el testículo izquierdo más caído que el derecho. Es decir, es como si lo hubiesen puesto por último en un organismo que fue diseñado simétricamente y luego hubo que hacerle lugar, desemparejando todo hacia abajo. Pareciera un olvido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vos sabés que no sé si en todas será igual, pero las tetas también tienen estas cuestiones. Acaso lo tendrán las manos y los pies y las orejas y los ojos y las cejas y los pares y nosotros (pobre-de-nosotros) nos empeñamos en encontrar simétricas todas las cosas que son dos y que son iguales, pero ya ves que no lo son tanto.
      Siempre me inquieta ese deslinde.

      Eliminar

¡Contame todo!