dale gas

dale gas a todo eso
que te tiene tan inquieto
dale gas a los recuerdos
de un amor que sí se ha muerto
dale gas de madrugada
mientras te sueño despierto
dale gas como a todo
lo que te ha hecho bien
y aún así le diste gas
y lo dejaste irse lejos
y te quedaste solo
y te martirizás preguntándote
por qué no sos funcional
como todos los demás
y yo te digo, mi amigo,
que si aprendiste a estar contigo
fue porque no te quedó otra
te digo que le diste mucho gas
al fuego equivocado
y se te prendió el bosque
y tus amadas coníferas
se hicieron cenizas
cuando vieron las fotografías
de los brazos llenos de sangre
que te llegan a escondidas
dale gas a todo eso
que deberías haber tirado
en vez de tirar cosas mías
deberías haber tirado
las porquerías de tu pasado
de mierda que me hacen pija
cuando te vas y abro el cajón
de tu mesa de luz y me digo
qué hacés acá, salí corriendo
pero me quedo igual
porque te creo, te estoy
creando o creyendo, no sé,
te busco la luz que no querés
mostrar porque te gusta
rodearte de oscuridad
no te proyecto, no me dejás
me llenaste de miedo a tu partida
te quedaste en la anécdota
de mi historia como el tipo
con el que quise construir
algo que sea nuevo pero no
se pudo, porque del otro lado
no se quiso, pero yo te digo
dale gas igual, está todo bien

Comentarios

Publicar un comentario

¡Contame todo!