todo eso

una mirada que se parece al verano
me vino a explicar lo que ya entendí
y ya no pude sentir ni frío ni miedo,
ni soledad, ni angustia, ni melancolía,

una mirada que puede ser tuya o mía
me vino a golpear fuerte en el pecho
para mostrarnos lo que tengo adentro
para contarme de qué estamos hechos

y ya no pude más que sentir la luna
brillando oscura, entre tanta estrella
brillando sola y pura, que no precisa
más que su cráter para ser ella misma

y ya no pude tener otra cosa que dudas,
de las que arden, de las que hacen crecer,
todo eso que me gusta que viva en mí
por las dudas, de que vivir me aburra

y ya no pude aburrirme ni una vez
porque en el silencio de fondo te veo
siendo feto o habiendo muerto te veo
siendo vos o siendo yo nos encuentro

solo me queda hacer evidente el hecho
de que hasta un pozo de agua estancada
refleja el cielo, de que la lluvia es buena
como el sol es bueno, de que no hay nada
más poderoso que una mirada fuerte y clara
como la que llevo clavada bajo la frente
bien alta porque lo sé: sé que ya entendí
todo eso que creí que no sabía pero sé
que no me importa mañana si pude reír hoy





Comentarios

  1. Me da cosa comentarte tooodo pero ese comentame todo me estimulo, y me da ternura acompañar tus letras y ver como vas creciendo cosas. Darse cuenta que el cielo se refleja hasta en el agua estancada es glorioso. Jeje. Abrazote querida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjaja linda, preciosa amega mía, te adoro mucho muy. Como siempre, te agradezo.

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Contame todo!