Le pasa que

que él se maneja entre las gráficas
y sus puntos se siguen el uno al otro
hasta la recta; con sus letras que representan
conceptos infinitos, como todos los planetas

que se mueve con símbolos connotados
y denotados para descifrar el universo,
tanto el de afuera como el de adentro;
santos patrones, curiosidad latente

que cuando el mundo le habla
escucha atentamente, mientras ignora
lo que no le es información productiva
porque acá se labura o se desaparece

que no es él si no lo acompàñan las melodías
que le sean predilectas para cumplir su cometido 
de susurrarle al oido las recetas perfectas 
pa'levantarse cada dia y encarar el estar vivo

que todo lo que se ría ya no duela,
porque si el impulso vital es de llanto
se respira profundo hasta que todo pase
repleto de satanismo, explotando negro

que su alma sabe amar el amor mismo
como el sol sale cada día y la luna se va
cuando él llega, porque ser sensible le sirve
como recurso pa'chiste, pero su realidad es esa

que siente por los poros de los segundos
la máquina del tiempo si se pone en pausa
y se aprovecha de cada suspiro de regalo
para pensar callado su próximo golpe de estado

2 comentarios:

¡Contame todo!