Un parto.

Cuando te fijes y quieras ver
como juego con tu perro
o te preparo un té o te acaricio el pelo

Cuando te rescates y te preguntes
en qué momento me fui, cómo y porqué

Ahí ya voy a estar lejos, ya no estaré
a tu lado mientras abrís los ojos
después de haber soñado

Va a ser tarde pa'que preguntes
lo que hoy te podría haber contado

Me habré cansado de ser
la piba poseída de El Exorcista,
de llorar a veces, de quejarme tanto

Me habré rendido en el deseo
de crecer sin parar contigo
y hacer de los dos un árbol colorido
tan gigante que toque el cielo

Nadie tendrá la culpa de nada,
eso es un hecho y será terrible
pero no voy a estar siquiera
para recordarte que te lo dije

En estos versos concebí
lo que ahora estoy pariendo:
por vez primera el sentimiento
producto de las enormes ganas
de estar del todo equivocada

5 comentarios:

  1. Curioso el 'parto'. Es como que definimos algo, le damos una identidad por fuera de nosotros y lo separamos y dejamos ir. A su vez es nuestro hijo.

    ResponderEliminar
  2. parto
    cuando encierra una palabra
    parto como un "me voy" con olor a barco despidiendo la bahía
    parto como liberar
    como expulsar a la inocencia desnuda a un mundo hostil
    parto como muerte y nacimiento
    parto como dolor y dificultad
    parto como la alegría de encontrarle el sentido a la vida
    me gusto saludos desde Groenlandia

    ResponderEliminar

¡Contame todo!