El horizonte, lo mismo.

¿Qué pasó? ¿Me hice pis? Hay mucha luz, no entiendo qué hora es, qué día es hoy, por qué estoy mojado. ¿No puedo abrir los ojos? No puedo. Dale, abrí los ojos. No puede ser. ¿Estaré ciego? Me llevo las manos a la cara, tenía la boca abierta y no me di cuenta. Tengo sed, estoy todo mojado y caliente. Hay mucha luz. Me abro los ojos con los dedos temblorosos. Estoy flotando acostado, recién ahora que veo me puedo dar cuenta. Bueno, o eso se siente. De no ser porque no veo los árboles del patio pensaría que me quedé dormido en el colchoncito inflable de la piscina, pero solo veo el cielo azul, despejado, estoy acostado en algo mucho más incómodo y además creo que nunca tuve un patio, un colchoncito inflable ni una piscina. ¿Qué pasó acá? ¿Dónde estoy? Miro a la izquierda: un horizonte. A la derecha: lo mismo. Por favor, que arriba o abajo haya arena, que esto sea una playa. Miro para arriba: un horizonte. Para abajo: mis pies descalzos, un horizonte. ¿Qué pasó acá? ¿Por qué estoy flotando boca arriba en el medio del océano? Me doy la vuelta, apenas puedo sostener mi cabeza boca abajo, debo haber estado acá mucho tiempo. El cielo parece estar más oscuro a cada instante, seguramente está anocheciendo. No sé cómo llegué acá, no recuerdo quién fui antes. Quizás fui el viejo ese amargado que vivía de la jubilación a domicilio y nunca salía de su casa. No, mi cara es de alguien más joven. Tengo hambre. ¿Quién mierda fui antes de estar en esta situación y cómo llegué a ella? Tengo más hambre que nunca antes en mi vida... Ese es un principio, soy alguien que nunca pasó tanta hambre en su vida. Está cada vez más oscuro, allá en diagonal, a lo lejos, está el sol, que aunque no puedo verlo directamente, es una pequeña bolita roja. Tengo muchísimo hambre y no me importa. Solo puedo pensar en esa mujercita roja que se reía puramente. Ya no le temo a la muerte, a la incertidumbre, al olvido, al dolor. Ahora solo pienso en ella. No sé quién fui, pero sé que la amé, que la amo. Cierro los ojos, me duermo feliz.

Comentarios

  1. Yo estoy media asi hoy. Me alegra mucho cuando llega la noche y veo que subiste algo, me cuelgo y leo antes de dormir.
    Abrazo mikey!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me alegro muchísimo cuando me dejás alguna palabra para que lea que me leíste, me cuelgo escribiendo algo al día siguiente.
      Gracias, Miche, un abrazote apretado para ti.
      PD.: Tenés que venir a mi casa.

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Contame todo!