La naturaleza en la mesada.

Hay cosas inexplicables y otras simplemente son menos incomprensibles que esperadas.
Los bizcochuelos jamás han sido tan esponjosos como estos y las visitas hace mucho tiempo que no eran tan alegres.
A veces solo hace falta formar una bonita y sólida amistad para que todo el interior y el exterior de uno mismo se solucione casi sin darse cuenta, así como uno a veces olvida retirar los caracoles de la mesada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Contame todo!