Otro más al tiempo.

Sin duda nos ha tocado ser
posteriores al pasado.
Siendo el presente castigo
y no poder predecirlo, el pecado.

Vivir se siente cada vez más cruel
con el constante paso del tiempo.
Parte ajena de nosotros,
lo incomprensible del cotidiano.

Hoy , quisiera tanto regalarte
cada instante mal gastado
por no tener fé en que existías,
pero me tocó un destino malvado.

3 comentarios:

¡Contame todo!