De la ambigüedad de la existencia.

¿Qué pasa si hay en alguna parte del infinito universo en que creemos estar ubicados existen seres (entiéndase este concepto como a cada quien se le dé la gana) que han evolucionado o involucionado de tal manera que trascendieron a la materia? Imaginate que no cabe para mí posibilidad alguna de adjetivar a los antedichos. Es tan ajeno y aparentemente distinto que nuestro lenguaje no abarca ese nivel descriptivo.

¿Sabrán de nosotros? Imagino que si así fuese nos verían de vez en cuando asombrados y sorprendidos como quien va al zoológico a mirar los animales "sin consciencia"... Nos mirarán, tan atónitos del hecho de que morimos, que somos seres finitos, limitados.
Quizá nosotros los conocimos también. Quizá tengan el poder de materializarse y hacérsenos visibles. Quizá lo tienen y lo hacen, y quizá lo hacían pero se cansaron de que los tomemos como dioses; debe ser un embole ir a un lugar distinto con intenciones de sentirse de igual a igual, para enseñar y aprender y que los otros boludos, por el contrario te idolatren y pasen a ignorar todo lo que piensan y sienten.

También pudo haber sucedido que nunca jamás supimos de ellos ni ellos de nosotros, porque es tan grande este universo en expansión, ¿por qué no? Puede ser que existan todas las posibilidades a la vez y una no sepa de la otra.

Y si no existen ni existieron, ahora existen porque los inventé. Es tan ambiguo el concepto de la existencia que no podría jamás estar segura de que yo misma existo.

Comentarios