Patroncito.


Botones que prenden botellas y verdes,
mojados los besos que velas encienden
los perros felices que cuidan las puertas
de bodegas gigantes que brújulas venden.

Quiero ir corriendo, pero no se puede:
el puente está roto y la princesa se fue.
Necesito volar y nuncá jamás lo haré:
mis brazos son fuertes pero no volaré.

El compás del balde que un camello bebió
tenía un reloj que al dromedario mató.
Moneda en la mesa, comida en el bolsillo;
el mundo se ha corrido, la mano es el pie.

Mi sombreró se llevó el sentido del farol
que cubría con cuidado la luz de la razón.
Quiero ir corriendo, pero no se puede:
el puente está roto y la princesa se fue.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Contame todo!