Subsistir.

Permanecer, mantenerse o conservarse... Acumular cosas, recuerdos, olores, lugares. Seguir; ¿hacia adelante o hacia atrás? No importa, en definitiva no es seguir, es quedarse, es ser, ser ahí... Avanzar o quedarse, ir o venir. Volver. No volver. Volver no, volver nunca. Quedarse, subsistir siempre. Subsistir en todas. Permanecer: fuerte... Aunque el viento golpee y mueva, permanecer. Mantenerse: de pie... Incluso cuando se tiene esa sensación de caída tan horrible que despierta, mantenerse. Conservarse: como el primer día... El primer día, en el que no sabíamos nada, en el que sólo había dudas, en el que hubo un quiebre, una crisis. Ese día en el que todo fue nuevo y sentimos por primera vez algo que (sin saberlo) íbamos a sentir siempre: miedo. Aún con miedo, conservarse. Y entonces, ¿existir o subsistir? Existir es estar, hallarse, tener vida. Mientras que subsistir es permanecer, mantenerse, conservarse. Subsistir es también existir, con todas las condiciones propias del ser y la naturaleza de éste. Hallarse es tan utópico, tan lejano... Estar es algo tan cuestionable. Tener vida es mentira: hoy estoy, hoy me voy, hoy me quedo, ¿qué sé yo? Si al final existir es morir al revés.
Mejor estar siempre fuerte y de pie, como el primer día.

Comentarios