Ella siempre elige.

Construir algo, no es sencillo. Es cosa seria. Se empieza desde abajo; primero un bloque y después otro. No hay otra manera. Ella siempre elige todo, y yo la necesito pero no la quiero. La necesito siempre, pero no siempre me hace bien... Y aunque lo intente, nunca puedo estar del todo bien. Primero un bloque. Ella siempre elige, y eligió una cerveza fría para conversar en una plaza. Se acercó un pobre, borracho; me dio bronca, una vez que empiezo a hablar viene y me interrumpe. Ella le dio tres cigarros pa' que el tipo se fuera contento. Lo hizo tranquila y sonriente pa' que yo pueda seguirle contando lo que hay en mi cabeza cuando ella no está a mi lado. Y después otro. Qué angustia en sus ojos, mientras me decía que soñaba con vivir y morir a mi lado. Qué angustia porque sabía que eso quizá nunca iba a pasar. "Yo te espero" me dijo sonriendo, con tristeza ahora en sus enormes ojos. La angustia se movió a su pecho y su corazón se aceleró. Por su mejilla sonriente se deslizó una lágrima fugaz. Luego la besé y le dije que la amo. No hay otra manera. La deseaba tanto que la deje dormir en mi cama, y al verme ahi besándola con esa mezcla de amor y odio, de placer y dolor, me sentí feliz. "Quiero que me desnudes para ti" dijo y una vez más: me conquistó. Le quité su remera blanca, su collar de Kurt Cobain y su collar de caracoles, sin dejar de besarla. Le retiré suavemente sus tres anillos (eran cuatro, pero perdió uno en alguna playa) y sus pulseras  y su sutien blanco, y su calza negra y por último, su pequeña bombacha fucsia. Ya estaba descalza, por suerte. Ella siempre elige, y eligió que escucháramos canciones que hablaban de amor, y tristeza, y soledad.Construir algo. Tras apagar la luz, recorrí todo su cuerpo suave y húmedo y tibio con mis manos. La acaricié como siempre  porque conozco cada centímetro de su ser. Le he hecho el amor de mil maneras, en donde quisimos y como quisimos... ¡Cómo quisimos y queremos! No es sencillo. Pasó mucho rato antes de que lograra hacer que se retuerza, y al verla me gustó tanto que segundos después me retorcí yo también. Prendimos la luz y nos quedamos ahí  agotados, viéndonos a los ojos, viéndonos las bocas, enfrentados, respirando el mismo aire. Ella siempre elige, y eligió mirar mi boca y pensar "¡Mierda! ¡Que boca hermosa! Quisiera que fuera sólo mía." Y se le notó que eso pensaba, porque otras dos lágrimas cayeron de sus ojos. La del ojo derecho atravesó su caballete y recorrió las pestañas inferiores del izquierdo, mientras que la de éste último se limitó a correr rápidamente hacia su pelo. "No me gusta secar mis lágrimas porque amo sentir su recorrido impredecible. Siempre es distinto." Se empieza desde abajo. Se prendió un cigarro y me confesó que su sueño real era volver a tener algún día la mirada y la sonrisa pura que tenía a los tres años, antes de que le empezaran a pasar cosas feas, y que sabía que yo era capaz de lograr que vuelva a sonreír así  "Perdón" le dije "no puedo hacerlo ahora". "Algún día lo harás", respondió, "cuando quieras hacerlo. Y si nunca querés no importa". Nos recordamos cuanto nos amamos y sacó la música. Se quedó fumando, a oscuras  tras apagar la luz. Yo fui al baño y pasé por la cocina para llevarle agua. Primero un bloque. Hubo un silencio muy largo.  "Mica, no nos vamos a ver por un tiempo." Y después otro. Es cosa seria, construir algo es difícil. Se empieza desde abajo. Primero un bloque y después otro. "Ya lo sé" respondió; y toda la pared se derrumbó.

Comentarios