Descansá en paz, mentira.

Es todo mentira, todo mentira. Ser honesto es mentira. Nos mentimos al decir que somos honestos.. Si vamos a ser honestos, aceptemos que mentimos. ¿Por qué la mentira duele tanto cuando no es uno quien la lleva a cabo? En verdad podemos ver que no es culpa de la mentira... Hay cosas que de no haber sabido sería todo más fácil, más lindo. Lo comprobé con todo lo que mentí, que de cierto modo le hice bien a los demás. Vos sabés que si me mentías, deberías no haber dicho nada. Mirá lo que tuve que hacer... Estás ahí  inmóvil... Jodete, flaco. Ahora me siento mejor, pero hace un rato, antes de hacer esto, me sentía tan mal. Ahora no, ahora sos un mueble, incapaz de hacerme daño.. Me estás manchando el living, nada más. ¿Qué haré contigo? ¿Dónde te entierro ahora que te maté? ¿Y si te corto en pedazos y te desparramo por Uruguay? No sé, esta vez, cómo mentir sin que nadie se entere... Te mentí tantas veces, pero nunca supiste. Ahora te lo digo, hijo de puta, pero ya no te duele... No puede dolerte ahora. La cagué con el orden de las cosas me parece... Uhh, que cagada. Ahora no me siento tan bien. Mirá tu cara, que asco. Te voy a lavar un poquito. Ya está, ahora sí; volviste a tener la misma cara de pelotudo, normal, pero inmóvil. ¿Y si te dejo ahi en ese sillón? No, vas a empezar a oler mal... Debería haberme hecho la boluda, y que de algún modo me pidieras perdón, y yo te perdonara, y volvieras a hacer lo mismo, hasta que un día aprendas que tenés que ocultarlo bien, tan bien como yo, para que todo esté bien.. Pero no, que lástima, no hay vuelta atrás. ¿Qué hago contigo ahora? Sos una mentira... Te odio. Te amo. Te extraño, y ahora que no quise que me lastimes más, te dejo ir. Chau, descansá en paz.

Comentarios