No me cabe ni mierda, quiero olvidar.



Por eso voy a decir muchas cosas que quiero decir, acá, donde todos puedan verlas."Ve con Dios, vuelve sin él"... No me digas que eso no es amor, porque pude sentirlo. Porque cada vez que nos despedimos te aseguraste de quedar en mi recuerdo y de que no me olvide que pasé contigo ese rato por ahí, o esa noche en alguna cama, o ese día que no importa dónde. Yo también lo hago cada vez que amo. Cada sensación o sentir vulgar, una sola cosa, un solo lugar... Un recuerdo más que pasajero será como empezar otra vez de cero. Porque cada noche trae recuerdos del pasado y me hace sentir más y más lejos de ese futuro que aún no llega. Ese sueño que teníamos y que claramente ya no querés conmigo aunque quiera contigo. Aunque lo quiera contigo mis sentimientos se confunden y no puedo creer muchas cosas. Como que el destino nos hubiese encontrado aunque de pendeja te odiara y me gustara tu hermano y ahora solo quiero atomizarte porque me resulta divertido, o como que vos me hayas dado esa única vez. Me cuesta más que trabajo entender cómo nadie me dijo nada y jamás imaginé que ibas a desperdiciar tan único momento conmigo. Y como te extraño, la puta madre. Te tengo al lado a veces, y otras te vas y me quedo con mi vida fugaz y totalmente absurda. Tengo que soportar cosas que antes amaba hacer y ahora... Ahora me supera. Me supera mi amor fugaz, y toda mi fugacidad. Me hace sentir bien y a la vez me hace sentir una mierda. Recordar tanta gente que amé con cada cosa que me pasa o me dicen. Porque amé a tantas personas. Amé a tanta gente que no puedo contarlas, o que de algunos no recuerdo el nombre, pero recuerdo su rostro, o su voz, o alguna frase. Fui adquiriendo, de vos, de vos y también de vos, distintos detalles que me hicieron más y más fuerte al punto de hacerme totalmente débil. "No sufras, no tanto." ¿Y cómo no hacerlo si te acabás de ir? ¿No me vas a dar un manual para eso? ¿No me vas a dejar tus ojos para mirarlos en lugar de pensar en él? ¿Qué tengo que hacer para que mi corazón deje de latir cada vez que lo veo? ¿Qué tengo que hacer para no llorar cuando me siento sola? ¿Por qué mierda sólo va a mi casa a comerme el budín? Si yo voy a la suya para dormir en sus brazos, aunque te vi antes, y te amé en silencio... Porque nadie sabe que te amo. Nadie sabe que más que nada me gusta dormir, contigo entre mis brazos y soñar con que te conocí antes, antes que tu historia y antes que la mia. Las historias... Cagan todo. Já, no hay frase más adecuada que el título de una película que vi de pendeja y me dejó una enseñanza: "El eterno resplandor de una mente sin retorno". No hay nada que brille más, que tenga más pureza que una mente que no recuerde nada... La frase que dice que hay que vivir cada día como si fuera el último es una cagada; cada día debería vivirse como si fuera el primero, para ser realmente libre y no estar atado a nada, a nada de lo que pasó. Porque maldito sea el pasado, el pasado que no puedo pisar. No me mientan, nadie puede. Y perdón si amé a tanta gente y avos no, no me puedo seguir castigando por no sentir lo que no siento. Sos mi amiga, y ahí te quiero. Y sí, le estoy hablando a tanta gente en cada frase que las palabras no tienen sentido porque no se dirigen a ningún lugar, porque simplemente estoy vomitando, de un modo más complejo. Estoy sacando esas cosas que quiero decir y no puedo, o no me da el valor. Te amo, y a vos también te amo, y a vos te amo muchísimo, y a ti te quiero tanto, y a vos te odio, porque sos fea y me robaste algo que creí que era mio y me hirió el orgullo saber que una imbécil normal me podía quitar. Cada madrugada, cuando me voy a dormir, no puedo hacerlo sin antes llorar y desear con todas mis fuerzas "que todo me chupe un huevo, que todo me chupe un huevo, que todo me chupe un huevo"... Cada tarde, antes de pararme de la cama, me duele el pecho mientras me digo a mí misma "cuento hasta veinte y me paro, cuento hasta veinte y me paro, cuento hasta veinte y me paro"... Es que me duele el mundo  porque soy feliz de a ratos. Sí, soy fugaz.. Andá a cagar. No hay nada que me haga sentir del todo bien, y así fue siempre. Lo peor de todo es saber que no tengo de qué quejarme más que del caos en que se convirtió mi mente desde que nací. Mi mente... ¿Algún día seré feliz? Y si nunca llego a hacerlo... ¿Podré ser un ser social? ¿Existe algún problema si no alcanzo lo que todos buscan? ¿Responsabilidad, fama, respeto, dinero, amor? Yo solo quiero decir que no me importa nada, y no. La cuestión es que todo me importa demasiado, y me molesta aún más. Por eso, no me cabe ni mierda, como decís siempre. Y no me cabe ni mierda porque de hoy en adelante voy a ser lo que me pinte. Si quiero estar triste, lo estaré. Si se me canta amarte con locura, lo haré. Y voy a seguir buscando, al imbécil que me entienda y no diga que me hago la loca o que estoy loca o que soy una pendeja o una mongólica. Voy a buscarlo sin mover un pelo, porque sé que algún día llegará, o se dará cuenta de que estuvo a mi lado siempre. O tal vez, algún día le daré mi corazón a alguien que no me lo pida... Otra vez. Porque no me cabe ni mierda.


¡Qué feliz es la suerte de la vestal sin tacha!
 Olvidarse del mundo, por el mundo olvidada.
 ¡Eterno resplandor de la mente inmaculada!
 Cada rezo aceptado, cada antojo vencido.
(...)

En estas profunda soledad y terribles celdas, 
Donde celestial pensamiento y contemplación mora, 
Y siempre meditando la melancolía reina; 
¿Qué significa que este tumulto en las venas de una sacerdotisa? 
¿Por qué vagar mis pensamientos más allá de este último refugio? 
¿Por qué mi corazón siente este largo y olvidado calor? 
Sin embargo, aún me encanta! De Abelardo vino, 
Y Eloisa aún debe besar su nombre.

Querido fatal nombre! Restos nunca revelados 
Ni pasar estos labios en el sagrado silencio sellado. 
Ocultarlo, mi corazón, dentro de ese disfraz estrecho, 
Cuando se mezcla con Dios, su querida idea de mentiras: 
O escribir si no, mi mano - el nombre aparece 
Ya escrito - lavado acabo, mis lágrimas! 
En vano Eloisa perdida llora y reza, 
Su corazón todavía dicta, y la mano obedece.

Implacable paredes! cuya ronda tenebrosa contiene 
Suspiros arrepentidos, y dolores voluntarios: 
Las rocas escarpadas! Que santas rodillas han usado; 
Las grutas y cavernas borrosas con espina horrible!

Santuarios! donde sus vigilias pálido mantene vírgenes ojos, 
Y los santos de lástima, cuyas estatuas aprender a llorar! 
Aunque el frío al igual que usted, inmóvil, silencioso y crecido, 
Todavía no he olvidado a mí mismo en piedra.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Contame todo!