Un virus de cordura.

El grito del mundo, caótico y vulgar. Luces de un faro viejo, gritos de adolescente, tiempos que van muy lejos. Hay un virus de cordura. Nadie desea volar. Si tengo que elegir entre sirena y mujer, entre ser mortal o ser inmortal, entre felicidad y escoria, entre llanto y sonrisa, entre mate o té, entre playa o nieve, entre vida o muerte, si tengo que elegir elijo todas y cada una de las cosas, solo porque elijo elegir lo que quiero y lo que no también. No quiero perder mi locura, ni la de los demás. La vida te pone pruebas, obstáculos, la gente se te atraviesa, los objetos se deterioran, los objetivos también... Necesito objetar que te necesito. Admiro el sentir admiración. Siento que sentí que mis sentimientos variaban, que los momentos volaban.. Hay un virus de cordura. No me quiero contagiar. No perderé mi locura. No dejare de volar. No me ocultes, cielo, tu color azul o celeste, yo se que atrás de las nubes grises aun sale el sol. Yo se que las tormentas pasan con el tiempo y el cambio climático. Se que la Tierra no se esta muriendo, se que no. No me mientan. No voy a seguir mirando noticieros, no voy a seguir comiendo animales, no quiero que me coman, no quiero mirar la miseria humana, no quiero que llegue la muerte. Hay un virus de cordura. Voy a prender una vela, voy a velar por mi seguridad. quiero sentir la brisa de un viento que tenga olor a la única flor que supe amar. Necesito vivir, tranquila, feliz. Puedo ser, puedo estar, puedo ver, quiero hablar. ¿Puedo jugar? creo haber olvidado cuando deje de jugar con objetos y comencé a ver la vida en si como un juego, y olvide la simpleza, la inocencia, la infancia... Todos sinónimos. Hay un virus de cordura. Paso por loca, porque pienso. Paso por chusma, porque me pregunto. Paso por pequeña, porque mi cédula lo dice. Mi vista panorámica lo sabe: hay un virus de cordura. Y yo te extraño cada día mas. Porque lo desconocido no me asusta, no siempre. Debido a que escucho lo que quiero, a veces. A causa de que mis caprichos no se cumplen, casi nunca. Ya que mi mente vuela, por el aire. Es todo muy confuso, no hay mucho que explicar. Hay un virus de cordura. Chau.

Comentarios