miércoles, 15 de febrero de 2017


la verdad está ahí afuera
pero también así es adentro
real, sólida, indiscutible
pero indecible, intangible
no podría definirla, no
no tengo ni una respuesta
no tengo más que dudas
no tengo más que puertas
frente a mi rostro adormecido
mis pasos torcidos titubean

me quedo quieta, espero
(alguna se abrirá sola)
alguna me mostrará, al fin
la verdad que está afuera
esa que siempre supe adentro
aunque nunca supe nada

ya era

jueves, 9 de febrero de 2017

primero


el personaje de la fiesta
al que se le da por ir al baño
cuando quedan tan solo dos cuadrados
de papel higiénico, pegados al tubo de cartón

y arreglate como puedas

yo soy

el beso, forzado
de las aves, el piso
de los mares, la tierra
de los soles, el frio
del amor, a solas

y en el baño, también
ser el azulejo de al lado
al agujero que dejó el caído
exhibiendo mi desnudo costado
roto, sucio, maltratado y nada mío

yo, otra pelotuda que critico
por llorar como una nena 
con imágenes del infinito

siempre fiel a la idea                                (¿fidelidad a cambio de qué?)
de que se debe encontrar belleza
en todo lo que es repulsivo


sábado, 4 de febrero de 2017

cualquiera puede ser el houngan o la mambo


prevalecer la luz
siempre es necesario

gritar el odio nunca es bueno
callarlo creo que es peor
no saber curar heridas
o ignorar el hecho 
de que nos han lastimado
como si no importara
como si la nada
(el despertar de los zombis)
tomando forma de túnel
de agujero negro que chupa
alterando la percepción
(ahí todo está muerto)
nos dejara a oscuras
a solas, a ciegas, a merced
de nuestro propio dolor
del que no tiene culpa nadie 
más que nosotros mismos
aunque ni siquiera eso
(¿qué es la culpa? ¿existe?)

pero

no olvidar que cada uno
es chamán de su propia tribu
y elige a qué loa invocar
para seguir siendo 
el houngan o la mambo
de la gente y de sí mismos
o convertirse en bokor

no olvidar que cada uno
elige ser una cosa o la otra
cada vez que habla 
cada vez que calla
cada vez que toca



miércoles, 25 de enero de 2017

que se la juegue el técnico


explicame las horas, el misticismo,
lo que siento y todo eso que no entiendo,
todo lo que está establecido
todo este arquetipo (¿funcionando?)

no sé quién soy aunque lo intuyo
(¿cómo explicarte?) me lo he preguntado
pero explicamelo vos que observás
desde afuera el constante cambio

el carrito de la montaña rusa
sube, constante, tensión aumentando
será horrible la pendiente si llega a la cima
y en una de esas se cae desde tan alto

creo que por eso da miedo
y me quedo en el barco pirata
pendulando, cíclicamente, da miedo
lo que no controlo, que puede caer
si me subo, desde tan alto



paradoxa


mejor no hablemos de esto
guardemos el secreto
-como los niños chicos
jugando a los médicos-
solo nosotros entendemos
yo dormida y yo despierto
abro los ojos, te miro, te veo 

no, no. no estabas, era un sueño
es magia con letras, el sentimiento
-una pantalla con mi pelo violeta-
mirar a las estrellas y encontrar
un satélite recorriendo el cielo

otra vez, buscaba algo 
pero encontré otra cosa
y sin embargo: mariposas

según wikipedia la paradoja
viene del latín paradoxa, que es: 
lo contrario a la opinión común

y yo digo sí, claro, eso es cierto
estamos solos contra el viento
-ni siquiera eso (qué lamento)-

aunque permiso, te cuento
que con los años le hemos dado
un nuevo significado, por ejemplo:

la paradoja la usamos (filosofando)
para motivar la reflexión -seamos eso-
para explicar lo complejo, lo extraño, 
lo que no entendemos, pero algún día                     -seamos-

como esto que nos pasa, sí, es cierto, 
es todo cierto esto que estamos viviendo
vos no mentís y yo tampoco miento

hay vida en el cambio, en el movimiento
hay miedo en quedarse quieto, yo intento
hay posibilidades infinitas, hasta ahí llego

no podría quedarme con ninguna
jugar a que soy bruja, adivina, no
podría soñar con la más linda, sí,

pero entonces me digo "tranquila,
no seas tan caprichosa, niña chica,
dejá que fluya, como un piano en do"

martes, 24 de enero de 2017

¿sentís?


¿no te descubrís sintiendo 
algo que jamás creíste que ibas a sentir?
¿no sentís -sin explicación alguna-
que nada de esto es cierto?
¿no sentís que hay cosas
más allá de vos mismo
que te llevan desde la nada
hacia un universo desconocido?
¿no te descubrís sintiendo?
¿no sentís una fuerza que te deja ausente
de la realidad que te rodea
y empezás a ver todo desde afuera?
¿no te consume el sentimiento?
¿no sentís dolor, angustia, frío
o miedo, de que nada funcione
o de que todo funcione perfectamente
o de que mañana te alcance la muerte
o de ser inmortal y vivir para siempre?
¿no sentís que es el último intento
cada presente que antecede al siguiente?
¿no sentís entonces que el pasaje del tiempo,
el lugar o cualquier otro contexto son ilusiones
cayendo como las flores al fin de la primavera?
¿no te descubrís sintiendo 
algo que jamás creíste que ibas a sentir?
¿no sentís miedo, en serio?

sí, pero lo siento mucho



lunes, 23 de enero de 2017

fainá de manzana


los días contigo, tan ambiguos
llenos de vos, de mí, de la nada

hablando de vos, hablo de mí,
hablando de mí, hablo de todo

es difícil pero es muy lindo
te enseño a cocinar, fumando uno
después nos podemos acostar
comiendo tu fainá de manzana
y mirar algún audiovisual
que se llame algo del vacío

mientras llenamos el espacio
de nosotros mismos, los pasos
nuestros pasos, dos caminos,
doce semillas, siete plantas,
café con leche, batido y cortado

cociname, llename la pancita
llename el corazón con tu cabecita
que yo llenaré mi cara de las risas
que genera la chispa de las luces tenues,
apagadas; llenaré mis días de la vida
que soy experta en no quitarme
aunque quisiera pero no podría

es que siempre tengo más preguntas
para todas estas respuestas raras

y yo también amo los procesos
son parte del estar viva, así sigo
resolviendo el universo de frente
sin mentiras, bien alta la cara
orgullosa de ser yo misma
aunque nunca sepa nada

y yo también amo los procesos
nunca sé dónde terminan
pero igual, me sale un gracias
por este día, todos los días